Sopa de tomate y lenteja

SOPA INOLVIDABLE DE TOMATE Y LENTEJA ROJA CON ESPECIAS Y LIMA KAFIR

Cantidad: 4 personas
Tiempo: 40 minutos
Utensilios: —

Ingredientes

500 g tomates en conserva (en temporada utilizar naturales)
1 T de lenteja roja
4 T caldo casero
5 dientes de ajo
1 cebolla blanca mediana
1 C de comino
1 c de semillas de cilantro molidas
½ c de canela
un trozo de jengibre fresco
un trozo de cúrcuma fresca
3 hojas de kafir o 1 vaina de lemon grass (citronella)
sal de Himalaya o marina de calidad
2 c de azúcar de coco (o panela o mascobado)
2 C de aceite de coco u oliva

extra: albahaca o cilantro

Caldo

1 L de agua filtrada BRITA
2-3 zanahorias
3 dientes ajo
1 cebolla
1 rama de apio
un poco de perejil
2 tomates o chirivías
sal

Preparación

1. Antes de hacer esta receta, prepara un caldo con los ingredientes que indico en la receta o mejor aún, con cualquier despojo de verduras que tengas. Para este caldo, lo ideal es que lo tengas hecho con anterioridad (de hecho ahora en invierno yo suelo hacer unos 3 L de caldo a la semana y los tengo siempre en la nevera para poder hacer cremas rápidamente) y también que lo hagas con agua filtrada BRITA, pues tal y como explico en el texto, de esta forma nos aseguramos un agua de mucha calidad.

2. En el momento de hacer la sopa, pica la cebolla, el ajo, el jengibre y la cúrcuma.

3. Pon una olla a calentar con el aceite, añade primero la cebolla y un poco de sal, remueve de vez den cuando para que no se queme y cuando se haya blanqueado añade el resto de ingredientes picados y las especias. Mezcla bien y saltea un minuto más.

4. Añade ahora el tomate, las lentejas, las hojas de Kafir y el caldo. Ajusta la sal. Remueve, tapa la olla y deja cocinando unos 20-25 minutos o hasta que las lentejas estén tiernas.

5. Sirve con unas hierbas frescas por encima.

*Nota: si para hacer esta sopa vas a utilizar tomate fresco, puedes ponerlos enteros en el mismo paso que indico añadir los de conserva. Lo único que tendrás que tener en cuenta es que tendrás que ir retirando las pieles que se vayan soltando a medida que se cocinan.

*Las hojas de lima Kafir (aka el laurel asiático con aroma irresistible como a lima limón) se encuentran en tiendas orientales, normalmente las venden congeladas, esta es una compra que se hace una vez y se guarda en el congelador todo el tiempo que quieras. Os lo recomiendo mucho. Son deliciosas y la verdad, el ingrediente aromático estrella en esta sopa.