Sobrepeso y problemas asociados

La obesidad y el sobrepeso se están convirtiendo en un GRAN problemón. Las tasas de sobrepeso y obesidad en España y en casi todos los países son alarmantes. Pero cuando digo alarmante me refiero a ¡ALARMANTES!!! Según el estudio ENPE de 2016, más del 60% de los adultos españoles están por encima de su peso sano.

(Y no os creáis que los datos para niños todavía dan más miedo).

Hoy os quería hablar de los problemas que causa tener un exceso de peso. Y no solo me refiero a los efectos sobre la salud. También quiero hablar de bienestar y emociones.

Todos sabemos a estas alturas que el sobrepeso y la obesidad minan nuestra salud. Están relacionados con un aumento del riesgo de padecer enfermedades como la diabetes tipo 2, enfermedades cardiovasculares, algunos tipos de cánceres, osteoartritis… No quiero centrarme en eso.

Tener kilos de más es peligroso para la salud.

Punto.

Pasamos a otro tema del que no se habla tanto. De bienestar. Tener sobrepeso y obesidad por si mismo hace que tengamos menos energía y vitalidad. Pero además, en casi todas las ocasiones, van asociados a unos hábitos insanos: una alimentación  poco saludable, sedentarismo, descanso de baja calidad y un nivel de estrés elevado.

Y la suma del exceso de kilos y unos estilo de vida insano multiplica por mucho la falta de energía y vitalidad, el malestar digestivo…

Tener kilos de más te resta mucha energía y vitalidad.

Pero aún hay más. Un tema del que se habla muy poco. De las emociones. Tener sobrepeso y obesidad afecta de una manera brutal en muchos ámbitos de la vida. Machaca la autoestima y autoconfianza y interfiere en las relaciones personales.

Muchas personas con exceso de peso han hecho muchas dietas y de muchos tipos. Han probado muchas cosas. Pero la mayoría de las personas no consiguen mantenerse en su peso sano. El peso emocional de no gustarse y de no creerse capaz de conseguir perder peso es enorme. El sentimiento de culpa de saber que no están cuidando de su salud es inmenso.

Tener kilos de más tiene un peso emocional muy, muy elevado.

Y además, hoy, la cosa se complica aún más. Vivimos en un ambiente obesogénico. El entorno nos empuja a comer muy, muy mal, a movernos poco, a no dormir lo suficiente y a estar estresad@s.

Qué panorama, ¿verdad? 

La buena noticia es que se puede conseguir. Todas las personas con sobrepeso y obesidad pueden lograr alcanzar su peso sano y quedarse en él.

El tema es que para hacerlo no hay que hacer lo de siempre. No hay que hacer dieta.

No, las dietas no sirven  

La única manera de perder peso y no recuperarlo es transformar tus hábitos y aprender a disfrutarlos.

  • Aprender a comer de manera saludable (pero de verdad, si aún crees que tienes que comer 5 veces al día y solo 3 huevos a la semana, vas mal)
  • Incorporar el ejercicio en tu día a día.
  • Priorizar tu descanso y tener un sueño de calidad.
  • Incorporar hábitos emocionales que te ayuden a sentirte tranquila y vital.

Pero no solo eso.

También tienes que trabajar en tus emociones. Tienes que profundizar en tus emociones para tener una relación saludable con tu cuerpo y con la comida. Aprender a quererte mucho y a ver la comida cómo aquello qué es, una manera de nutrir tu cuerpo. Dejar de usarla como vía de escape emocional.

Si quieres que te guíe y acompañe en este camino, si quiere que te ayude a perder peso transformando tus hábitos y trabajando en tus emociones, en breve empieza una nueva edición del programa online REPROGRAMA TU MENTE Y TUS HÁITOS PARA PERDER PESO. En el link tienes toda la información.

Y ahora cuéntame tu, ¿te sobran kilos?, ¿cómo te afecta?